• Gabriela Herrera

¿Tienes un adolescente en casa? | Reseña de series | Blog




¿Tienes un adolescente en casa al que por momentos desconoces y en otros te sorprende?. La adolescencia es una etapa cargada de muchos matices los cuales no abordaré en este momento, pero si quiero compartirte algunas series que pueden ayudar a adentrarnos realmente, sin tapujos en esta etapa.


*** Atención***


Las series que voy a mencionar tienen contenido explícito en cuanto a vocabulario, escenas de sexo, adicciones y demás. Te estarás preguntando ¿Por qué las recomiendas? Justo porque son las series que los jóvenes están viendo. Una forma de mantenerme mas o menos al día con mis pacientes jóvenes, es viendo series o películas que ellos me recomiendan para poder hablar el mismo idioma (al menos en cuanto a ese contenido se refiere).


Si bien no todos los adolescentes se enfrentan a una realidad de este tipo, la mayoría si, por eso es importante que nosotros como papás veamos este tipo de contenido desde una perspectiva analítica y sepamos el papel que necesitamos desempeñar en casa.



ELITE


Es una serie española que nos cuenta la vida de los adolescentes al cursar bachillerato. En esta serie abordan crímenes, preferencias sexuales, drogadicción, enfermedades de transmisión sexual, racismo, elitismo (como su nombre lo dice), etc. Es una serie que causó revuelo entre los jóvenes por los protagonistas y el desarrollo de la trama.


SEXUAL EDUCATION


Otra serie basada en un bachillerato inglés, en donde el protagonista al ser hijo de una terapeuta experta en sexología comienza a dar consultas en la escuela a sus compañeros por sugerencia de una amiga que es quien se encarga de conseguir a los clientes.

En esta serie se abordan temas como el aborto, sexualidad, adicciones, abuso sexual, preferencias sexuales, métodos anticonceptivos, entre otros.



13 REASONS WHY


Una serie muy fuerte porque se basa en todas las razones por las que Hannah, la protagonista, se suicidó. Esta la recomiendo porque en lo personal me impactó mucho que la chica tenía una familia ordinaria, papás que trabajaban, que estaban al pendiente de ella, pero finalmente lo que la lleva a tomar la decisión es la falta de empatía y poco acompañamiento por parte de su entorno.



NEVER HAVE I EVER


Es la historia de Devi una chica indo-estadounidense que vivió una pérdida pero para no afrontar el duelo, fija su atención en convertirse en una persona distinta, popular y comienza a ver por sus propias necesidades sin detenerse a ver el daño colateral que esto conlleva. La serie es cómico-dramática y durante la trama podemos observar situaciones complejas a las que se afrontan los jóvenes en esta etapa relacionadas a la necesidad de pertenecer a un grupo, la sexualidad, la muerte, el duelo y tradiciones familiares.


¿Qué encuentro en estas series? Cabe mencionar que no pretendo juzgar

porque sé lo que implica esta etapa y que probablemente cuando mis

hijos la atraviesen voy a tener muchas fallas y entonces vendré a leer este

post para recordarme los puntos claves que necesito atender y reconocer

mis equivocaciones.


Falta de contención. En la mayoría de estas series aunque la familia estuviera reunida o presente a la hora de la cena, las actividades que cada uno tenía podían llevar a que los hijos pudieran hacer y deshacer sin que sus padres lo notaran. En otros casos el abandono es muy evidente cuando el dinero pretende compensar esa ausencia paterna y materna. Hay momentos en los que los padres sin hablar, mostraron contención alrededor de sus hijos lo cual hizo que ellos sintieran ese soporte en silencio y actuaran de otra manera.


Falta de comunicación. Algunos asuntos de estas series se hubieran solucionado si las familias desarrollaran una comunicación asertiva y empática.


Hacer caso a la intuición. Como madres y padres tenemos una intuición hiper desarrollada en cuanto a nuestros hijos se refiere y a veces por su comportamiento podemos detectar una febrícula sin haber colocado un termómetro. Cuando llegan a la adolescencia algunos padres me han llegado a decir "es que ya no la o lo conozco, no sé que pasa en su vida" y a veces durante la charla me doy cuenta que hay algunos focos rojos que ellos mismos han detectado, incluso por esas alertas llegan a terapia. Confía en esa intuición.


Dar demasiado espacio. Este punto es muy difícil porque como papás tenemos que hacer la función de un columpio, ir y venir, ir y venir cuantas veces sea necesario. Si les damos el suficiente espacio se acostumbrarán a el y cuando nos acerquemos o ellos necesiten de nosotros parecerá que el regreso pesa, es tenso. Si necesitamos darles su espacio, respetar las puertas cerradas y tocar esperando a que nos indiquen que podemos abrir, pero también necesitamos tener los brazos abiertos cuando lleguen de la nada.


Esperar madurez de un adulto. Se me rompe el corazón cuando veo a jóvenes de 15 años haciéndose cargo de ellos mismos como lo haría alguien a los 25. No significa que les hagamos todo papás conste, significa únicamente que así como les enseñamos a caminar y a hablar poco a poco, debemos esperar que la madurez vaya avanzando y dando esos pasitos. No por tener un cuerpo desarrollado o que nos rebasen en cuanto a altura, significa que ya adquirieron todas las herramientas para tomar decisiones maduras.


Miedo a la etapa. La adolescencia puede llegar a ser temida por todos los cambios que implica, algo así como los famosos "terribles dos" pero en esta ocasión se le teme a los desbordes porque se sabe que vendrán con más argumentos, más autonomía para salirse de ahí si así lo desean o encerrarse en su cuarto y mayor capacidad para mantener el enojo con nosotros por más tiempo. No tengas miedo, ellos tampoco saben a veces lo que les pasa y cuando se alejan es porque temen que se "rompa" algo entre ustedes, básicamente la relación. Temen en el fondo escuchar salir de nuestras bocas aquello que saben que es lo correcto pero que no quieren afrontar, temen dañarnos con algún comentario cruel y temen perder cierta libertad que han experimentado.


Es solo una etapa y pasará y todos los frutos que se obtienen después de atravesarla valen cada uno de los días de adolescencia.


Por último te quiero compartir otra serie es realmente valiosa para chicos y grandes es nada más y nada menos que...


Anne with an E


Esta serie aún no la termino completa pero puedo decir por lo que hasta hoy he visto, que llega directito al corazón y a la razón brindando mensajes poderosos de contención, apoyo, empatía, respeto, diversidad, inclusión, feminismo, libertad de expresión. No diré nada más porque cuando la termine, me encantaría dejarte por aquí mi reseña.


Gracias por leerme y si quieres saber más sobre la adolescencia te invito a escuchar el episodio 6 de mi podcast Familia en equilibrio. En donde mis hermosas amigas Mony, Teté y yo abordamos esta etapa desde la perspectiva en la que la vivimos cada una: Como mamá, como maestra de preparatoria y como psicoterapeuta. Puedes escucharlo en Spotify , en Apple podcasts o en mi sitio web.



Gaby




Te podría interesar:


Violencia escolar | Acciones preventivas

Beneficios a largo plazo de evitar premios y castigos


Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx