Reseña Frozen 2 | Aprendizaje para los papás


¡Qué felicidad me da escribir! Y no sé si les había dicho pero las reseñas me generan una emoción muy linda porque trato de compartir mi perspectiva y aprendizaje sobre lo que vi o leí.

Resulta que después de 6 años, Disney nos presenta en pantalla la segunda parte de Frozen, algo que muchos estábamos esperando. Y bueno nos complacieron un poco con unos cortos pero nada como una película completita para disfrutarla y para saber si las teorías que hubo eran ciertas o no sobre las preferencias de Elsa, sobre el motivo del viaje de los padres en barco (se decía que iban a la boda de Rapunzel), que si el barco era el que aparece en la Sirenita. En fin, muchas teorías que ninguna se aproximó a la realidad.

Como siempre que escribo una reseña de película o programa trataré de no poner spoilers, pero si no la has visto, léelo bajo tu propio riesgo 😜

¿Qué aprendizajes nos deja a los papás esta película?

Hablar con la verdad

Desde primera película nos dimos cuenta que los papás como cualquier papá ante algo desconocido sintieron temor y esto llevó a tratar de ocultar lo que le sucedía a Elsa. No lo hicieron por maldad, ni por tratarla como un bicho raro, simplemente no sabían que hacer al respecto y bueno, como ya vimos en la 1, si lo hubieran hablado con Ana probablemente desde niñas ella le hubiera ayudado a canalizar su poder y a confiar en ella. Es por eso que es muy importante hablarles siempre con la verdad y no ocultar las cosas ya que llegará un momento en el que empezarán a buscar respuestas y/o a tener que trabajar mucho en reconocer su potencial y quienes son.

Canalizar en lo positivo y desarrollar su potencial

Todos y cada uno somos buenos para algo y en otros aspectos tenemos áreas que necesitamos desarrollar. Cuando uno de nuestros hijos tiene un comportamiento que creemos que no es el adecuado, un rezago en alguna área, una limitación o dificultad, canalizarlo positivamente será de mucha utilidad. ¿Cómo podemos hacer esto? Reconociendo sus otros logros, enseñándole como puede mejorar en esa área que se presenta la dificultad y en el caso de que sea algún comportamiento, buscar una forma positiva para que en vez de que lo vea como limitante, le saque todo el provecho. Un niño muy activo puede canalizar esto realizando actividades que requieran mucha actividad física, una niña que hable mucho, puede canalizarlo cantando, haciendo grabaciones, dando conferencias.

Te estarás preguntando ¿Y qué tiene que ver con Frozen?. El ímpetu de Ana que ahora en la segunda parte nos lo muestran desde pequeña, hubiera sido de gran ayuda a impulsar a Elsa a no tener miedo y la calma de Elsa hubiera ayudado a Ana a hacer una pausa y pensar más las cosas con la cabeza y no tanto con el corazón.

En esta segunda parte Elsa tuvo que descubrir por sí misma su potencial.

Unión familiar y permitirles ser ellos mismos

Si te fijas en la primera película Elsa aparentemente se ve muy feliz cuando se aleja a la montaña y construye su castillo de hielo. En ese momento escapó de la realidad y definitivamente haberse mantenido aislada, no hubiera sido lo mejor. Sin embargo en ese lugar pudo descubrir más cosas sobre su poder, pero se limitó cuando al darse cuenta de que el amor es lo que regula su poder y probablemente por eso se conforma con tomar su lugar de reina de Arendelle, para estar cerca de Ana después de tantos años alejadas, pero ella en el fondo deseaba saber por que y para que tenía ese poder.

A nuestros hijos puede sucederles lo mismo, pueden llegar a sentir miedo de querer hacer algo o tomar una decisión que los aleje físicamente de nosotros, pero es nuestra labor como papás desde que son pequeños, hacerles ver que la familia va más allá, que no se trata solo de estar juntos en el mismo lugar, si no de mantenerse juntos a pesar de la distancia.

La familia es una elección

La familia no se conforma únicamente por lazos de sangre, se elige. Desde el inicio de esta segunda parte observamos que la familia está compuesta por Elsa, Ana, Kristoff, Olaf y Sven. Ellos decidieron formar su propia familia y apoyarse en todo. Menciono este punto porque si vemos a la familia como elección será más fácil mantenernos cerca por convicción o incluso alejarnos de algún familiar que nos haga daño. Nuestro trabajo como papás deberá ser que nuestros hijos quieran estar con nosotros por elección, porque la pasan bien, porque se sienten seguros, no porque somos sus papás.

La relación de pareja

Estoy tratando de no poner spoilers en esta parte por lo que solo te diré que el mensaje que me deja en este rubro es que la pareja debe de ser alguien que impulse, que acompañe, que soporte, que ame con virtudes y defectos y que la comunicación es vital para funcionar adecuadamente y despejar dudas.

Somos seres únicos y diferentes

No todos somos iguales ni tenemos la misma forma de pensar o gustos, pero si respetamos a cada uno de nuestros hijos como seres únicos y les permitimos ser lo que cada quien elija, aún y cuando sea diferente a lo que harían los demás, ellos serán más auténticos, congruentes, felices y estarán más en contacto con sus propias emociones.

Espero que te haya gustado la película tanto como a mi y que saques tus propias conclusiones. Por lo pronto esperaré con ansias el estreno de la película SOUL que vi en los cortos y estoy segura que será una obra maestra como Intensamente.

Gracias por leerme!

Gaby


Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx