top of page

La magia de la sensibilidad




¿Alguna vez has dicho “no quiero sentir tanto”?. Si sí, te comprendo.


Habemos personas más sensibles que lloramos con mucha facilidad y empatizamos mucho con los demás. Esto en algún momento a mi me causó conflicto y en consulta escucho muy seguido un deseo de “apagar” esa humanidad.


¿Sabes de donde viene a veces ese deseo? De la crítica que se recibe de otras personas como:


💬 ¿Vas a llorar por eso?

💬 ¿Y tú por qué sufres?

💬 ¿A ti que más te da?

💬 ¿Es en serio que ya vas a llorar?

💬 Es de esas personas que llora hasta con comerciales.

💬 Ja ja ja ya va a empezar a llorar.

💬 Te preocupas por todo.

💬 ¡Qué horror que sientas tanto!.


Y después de eso claro una empieza a pensar que algo está mal, que no somos “normales” y curiosamente aparece el deseo de eliminar eso.


Te diré algo… ya pasé por eso, ya me enojé conmigo y también ya hice las paces. Me ayudó que me dijeran una vez que si cambiaba esa característica tan mía, perdería mi esencia y la forma de relacionarme con el mundo 🤯 ¡Gracias maestro de vida! 😘


Hoy esa sensibilidad la valoro, la honro, la respeto porque es mi súper poder, es el pilar fundamental de quien soy y desde la compasión aprendí a dejarme invadir por ella cuando es lo que toca y cerrar esa puerta cuando necesito arraigarme a mi y que nada me desestabilice.


Espero que esto le sirva a alguien que esté en lucha continua con su esencia.


Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page