Desde que vas con tu psicólog@...


¿Has escuchado alguna vez esta frase? Yo si y lamentablemente la mayoría de las veces cuando alguien se lo llega a decir a otra persona, es a modo de queja, por ejemplo:

"Desde que vas con tu psicólogo..."

❗️Te quejas más

❗️Me contestas feo

❗️No te quedas callad@

❗️Quieres hacer tu santa voluntad

❗️Parece que te mandas sol@

❗️Te sientes superior

Y un sinfín de frases aún más dolorosas.

¿Por qué quise escribir de esto hoy? Porque como siempre lo digo, ir a terapia es algo muy personal, cada uno tenemos nuestros motivos para iniciar y cualquier razón es válida porque se está buscando ayuda.

En el caso de los adolescentes te cuento que pasa algo muy curioso, la mamá o el papá buscan la ayuda, acuden a la cita y me explican el motivo por el cual van a llevar a su hijo o hija y en algunas ocasiones, cuando pasan mamá e hij@ al mismo tiempo, el o la joven en cuestión permanecen callados asintiendo, pero en cuanto su mamá sale del consultorio me dicen: "Ella dice que necesito terapia por eso, pero la verdad es que yo quise venir por esto" y me cuentan muchos motivos distintos a los de su mamá.

Entonces en este caso la mamá tiene una expectativa del porque se está pidiendo ayuda y el hijo tiene otra. Lo mismo sucede con padres e hijos de todas las edades, con la pareja, con los amigos, porque para ellos la persona va a terapia por X ó Y razón.

¿Qué sucede cuando la persona empieza a reconocer e identificar sus emociones, sus miedos, cuando se permite establecer límites? A algunos eso no les gusta, porque no esperaban un rotundo NO por respuesta, no esperaban una charla en la que se les anunciara que aquello que dijeron los hizo sentir tristes o molestos.

Pero ¿Qué podemos hacer para apoyar realmente a alguien que empieza a ir a terapia?

💛 Mostrar nuestro apoyo incondicional.

💛 Disminuir expectativas.

💛 Preguntar como podemos ayudar.

💛 Interesarnos por como se siente a raíz de que comenzó las sesiones.

💛 Hacerles ver que deben de estar orgullosos por su proceso.

💛 Reconocer que han cambiado de una forma empática y respetuosa.

Espero que estos tips les sirvan y los animen a apoyar y reconocer la valentía y el esfuerzo de la persona que va a terapia. Trataré de subir continuamente frases que escucho en el consultorio ya que creo que es una forma de que los demás comprendamos el impacto que tiene una frase que decimos de broma o en serio y como hace sentir a la otra persona.

Abrazos,

Gaby


Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx