Si los padres están bien, los hijos estarán bien | Relación de pareja


¿Has escuchado la frase del título? Hoy hablaremos sobre relación de pareja y el impacto que tiene en nuestros hijos.

Cuando iniciamos una relación ya sabemos que pasamos por una etapa de enamoramiento en la que todo es maravilloso y prácticamente ninguno de los dos tiene defectos y si los tienen son muy tolerables porque predomina el amor. Cuando dicha etapa termina, si la relación continúa es porque dentro del amor hay una aceptación que involucra virtudes, defectos, gustos y con todo lo que viene incluido en el paquete como la familia y los amigos.

Si la pareja se convierte en padres, una etapa nueva comienza en la cual se suman una o más personas al hogar, a la dinámica, a la vida. Muchas parejas tienden a alejarse al caer en la rutina del día a día, por tener que atender la casa, los trabajos y a los hijos y esto tarde o temprano afecta a la relación.

Hace un tiempo leí (no recuerdo en que página por eso no doy el crédito) lo importante que es llevarse bien con el papá de los hijos.

Si los padres están bien, los hijos estarán bien y

esto implica que estén juntos o separados.

He visto a parejas que se querían mucho, se complementaban, terminar la relación por distintas razones y pareciera que en automático alguno o los dos se colocan el chip de "Ex" y esto al parecer significa no dirigirse la palabra, mucho menos llevar una relación cordial, ni que decir empática... ¿Por?.

Finalmente con esa persona existe un vínculo que nunca se va a romper y algo que van a compartir (cuando hay compromiso de los dos) es la crianza de los hijos.

Aclaro que la "ruptura" o "quiebre" puede existir aún y cuando los padres decidan seguir viviendo juntos únicamente por sus hijos, sin llevar vida en pareja. Si los padres están juntos o no, el como se lleven, como se sientan en general va a verse reflejado en los hijos si o si, ellos se dan cuenta que hay una relación hostil o que simplemente no hay relación.

Los niños necesitan saber, comprender y comprobar que sus papás son felices, que continúan creciendo en lo personal, desarrollándose. Si se divorciaron deben saber que fue por cuestiones de pareja, que van a estar ahí para ellos, necesitan ver que sus papás a pesar de todo, pueden entablar una conversación, que se comunican aspectos importantes de sus hijos, que están tranquilos con la decisión que tomaron y sobre todo que pueden estar en el mismo espacio sin hacerse daño.

Si los padres están bien,

los hijos estarán bien.

Si estás pasando por una situación así, te recomiendo buscar ayuda para conciliar, para sanar y para dejar atrás el dolor, enojo o sufrimiento que provoca esto. No es fácil, pero créeme es muy liberador y si se puede llegar a tener una relación cordial o incluso de amistad si las dos partes ponen de su parte.

Antes de despedirme quiero aclarar que en este artículo me estoy refiriendo a rompimientos por falta de compatibilidad, amor, rutina, etc. Cuando uno de los dos está en riesgo por alguna cuestión de maltrato físico o psicológico es distinto y la forma de abordarlo con los hijos también lo será.

Gaby

P.D. Si necesitas ayuda puedes escribirme a hola@letrasdegabriela.com

#familia #ruptura #hijos #papá #mama

Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx