¡1º Aniversario! Renovación y proyectos nuevos.


Hoy estoy de fiesta y muy feliz por celebrar contigo el primer año de la página y es por eso que este artículo lo quiero dedicar a aquellas personas que tienen un proyecto en mente y por alguna razón sigue estando en el aire. (Lee hasta el final para conocer los nuevos proyectos).

Así como tú, he estado yo muchas veces y en muchos aspectos, pues soy una persona a la que le cuesta trabajo tomar decisiones y en el proceso, planteo muchos escenarios posibles, evalúo varias veces el por que sí y el por que no, aplazo fechas esperando a agarrar el valor, juntar la cantidad de dinero que necesito o recibir señales de que voy por buen camino.

Pues para ser una persona que batalla en decidir, otras tantas veces he tomado decisiones en el momento o "en caliente" como decimos, así sin pensarlo mucho y aventándome a hacerlo. Te mentiría si te dijera que todas han salido bien o han sido perfectas, pero lo que sí puedo decirte es que detrás de ese miedo a lanzarte aunque no funcionara, existe una satisfacción de decir lo intenté y lo hice.

Conste que con mi artículo no quiero invitar a que te lances sin evaluar todas las opciones, porque dependerá mucho del sueño que tengas en mente, la inversión y todo lo que involucra que puedas cumplirlo. Hablando de negocios está bien hacer un plan, analizar, ahorrar, evaluar, buscar asesoría, mantenerse actualizado en todo lo referente a la idea de negocio, ser cauteloso, previsor o hasta desconfiado, pues una mala decisión podría llevarte a la ruina.

Quiero hablar sobre aquellas situaciones en las que te enfrentas a otro tipo de decisiones, esas del día a día o aquellas que involucran una compra, un viaje, ir o no ir a la fiesta/evento, hablarle al que te gusta, ir a una clase de prueba, o abrir un blog (como fue mi caso) y quiero invitarte a hacer más ligero el proceso y que hagas lo que dicte tu corazón. ¿Que sería lo peor que pudiera pasar? ¿Será mejor a largo plazo decir lo hice o me quedé con las ganas?

Yo analicé por 6 meses la idea de abrir un blog para de cierta forma, seguir activa en el tema de compartir mi conocimiento con mamás. Un día me desperté, compré el dominio y el hospedaje y de ahí pasaron otros 4 meses hasta que mi bebé Letras vio la luz. Tenía varios artículos ya escritos, pero todos los días había un pretexto por el cual no le picaba al botón publicar sitio.

El 1 de febrero del año pasado, después de hablar varias horas por teléfono con una amiga y después de que me hiciera ver que siempre habría un pretexto, colgué con ella, hice unos cambios a la página y la publiqué, en construcción, a medias, sin saber mucho (nada) de diseño web, de marketing digital, de posicionamiento ni estadísticas. Fue maravillosa la reacción de mi gente cuando les di la noticia de que Letras de Gabriela había nacido y eso llenó mi corazón de amor y me dio la seguridad de que alguien me leería fuera de mi familia.

Me falta muchísimo por aprender, por compartir, por hacer en esta página que a veces descuido porque la vida misma no me permite escribir como quisiera, pero es un sueño hecho realidad después de un año seguir aquí, que haya quien me lea (a veces jajaja) y tener la convicción de que si mi mensaje llega al corazón de una sola persona, entonces valió la pena escribir, editar la foto, pasar 3 horas buscando la tipografía que me convenza, buscar inspiración cuando no la hay y fluir a veces hasta por horas porque no puedo parar de teclear mis letras.

Entonces así como hace un año decidí comenzar este sueño, hoy decido emprender y aquí viene el anuncio que me tiene emocionada, nerviosa y muy feliz.

Hoy abro las puertas a una nueva faceta en la cual brindaré de manera formal orientación individual a jóvenes y adultos y orientación familiar. ¿Cómo lo haré? Tendré dos modalidades: presencial y online.

La diferencia entre una orientación y una terapia psicológica en resumen es que mi labor es colaborar con estrategias para que encuentres solución a alguna necesidad y en el caso de los padres en hacer cambios en rutinas, como mejorar en el ámbito escolar, la seguridad en sí mismos, el amor propio, detectar la raíz de alguna conducta o simplemente que tú como mamá o papá puedas hablar conmigo sobre aquello que te preocupa o consume.

Para consultar te invito a visitar el apartado dentro del menú que se llama Orientación Psicológica

Hoy también se renueva la página y el logotipo y de esta forma recibo con los brazos abiertos este nuevo proyecto que vendrá acompañado de otro más que les publicaré más adelante. Y como creo firmemente que la gratitud es una forma de que lo positivo fluya cierro diciéndote ¡Gracias infinitas por estar aquí, por leerme y por ser parte de la comunidad de Letras de Gabriela!


Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx