• Gabriela Herrera

Lactancia materna: Importante, necesaria y no apta para todas.


Hola chicas! Vuelvo a publicar sobre el tema de la lactancia ya que hoy finaliza la semana mundial de lactancia materna, pero esta vez quiero contarte una pequeña parte de mi mi historia y que estoy segura ha sido la de muchas.

Como parte del concepto de que mis hijos nacieran por parto, abracé el concepto de lactancia y lo adopté dentro de las cosas que pasarían cuando me convirtiera en madre.

Cuando mi doctor me informó que me deberían de hacer una cesárea y se me derrumbó el mundo, el segundo pensamiento fue: ¿esto afectará a la lactancia?. Sin embargo no lo externé, pero tampoco investigué.

No entraré en detalles pero con mi hija al sexto día de nacida, después de producir solo unas cuantas gotas y que ella no pudiera prenderse de mi seno más que con pezoneras, me pidieron suspender la lactancia por una fuerte infección en el oído que estaba a punto de reventar, por lo que me administraron medicamentos que, según ese medico, no se recomienda utilizar durante la lactancia, así que con extractor y ejercicios que me explicaron en la maternidad, continué estimulando. Sin embargo al terminar el tratamiento, parecía que me había secado y ni una sola gota salía de mi.

Al nacer mi segundo hijo me propuse alimentarlo con leche materna y me repetía “esta vez será diferente”. Si fue porque logré extenderlo unas semas más, pero mi producción seguía siendo limitada aún y con ayuda de otra experta que me enviaron por parte del hospital, de lectura previa, recomendaciones, experiencias de amigas, etc.

Ninguno de mis dos hijos pudo alimentarse únicamente de mi por lo que recurrí a lactancia mixta y a lo que quiero dirigir la atención en este post es a lo siguiente:

✓ La lactancia SIEMPRE debe de ser la primer opción para alimentar al bebé, pues sabemos los nutrientes que contiene y los beneficios que hay tanto para el bebé como para la mamá.

✓ Si tuviste o vas a tener una cesárea, requerirá un mayor esfuerzo de tu parte el amamantar, ya que en primer lugar, tu bebé no podrá intentarlo en el momento en el que nazca porque tienes una gran herida, que deben de cerrar capa por capa. En segundo lugar, pasarán muchas horas antes de que el bebé llegue a tu lado y en tercero y último, tienes una herida que duele, que no te permite moverte con la soltura de siempre, por lo que tus movimientos estarán limitados y deberás evitar lastimarte al momento de intentar dar pecho a tu bebé. Recomendación: utiliza la dona de lactancia, te ayuda a que tus brazos no carguen el peso del bebé y esto evitará futuras lesiones.

✓ La gran preocupación de las madres es saber si su bebé está comiendo lo suficiente. Muy probablemente llegaste o llegarás a sentir a sentir miedo de que tu producción de leche no sea suficiente y aparezcan incógnitas como: ¿estará comiendo bien? ¿y si se queda con hambre?. Tranquila, aquí te dejo una muestra del tamaño del estómago del recién nacido y esto te ayudará a comprender la cantidad que necesita ingerir.

✓ Expertos llámese pediatra, ginecólogos, enfermeras, familiares (sí, todos somos expertos) Por favor, nunca hagan sentir mal a una mamá que acaba de tener un bebé, que está en medio de un caos emocional, que ha dormido muy poco y que sus lágrimas brotan muy fácilmente porque no puede alimentar a su bebé. Esto lo único que ocasionó en mi caso, fue remordimiento y culpa por no haber sido capaz de alimentar a mis bebés a través de mi, por no ser capaz de evitarles futuras enfermedades porque no recibieron los anticuerpos necesarios, por sentirme mal cada que abría una lata de fórmula y cada que me afrontaba a la negativa a la pregunta: ¿Le estás dando pecho?

Cada quien es libre de hacer con su cuerpo lo que le plazca y si conscientemente después de investigar, leer, acudir con expertos la madre decide no dar pecho, es su decisión. Si la madre decide alargar la lactancia más allá del año, dos, tres años de edad, es su decisión. Cada una es libre de elegir lo que es conveniente para ella, para sus hijos, para su cuerpo, para su salud mental y emocional y para la relación de pareja y de tener libertad de elegir lo que se adapte a su vida diaria.

No podemos censurar una fotografía de una mujer lactando y permitir miles de fotografías de niños / hombres / mujeres / animales heridos, mutilados, abusados, asesinados.

No debemos molestarnos con una mujer que está dando pecho a su hijo en el parque o la plaza sin cubrirse y sentirnos orgullosos de la persona que le grita a otro, se burla, falta al respeto o realiza una grabación para difamar en las redes.

✓ Si tienes dudas, investiga, infórmate, acude con expertos, acércate a organizaciones como la liga de la leche.

✓ Si no puedes amamantar, sigue alimentando el vínculo, el apego como si lo hicieras. Háblale a tu bebé, acarícialo, deja que perciba tu aroma, que te sienta, míralo a los ojos, permite que te escuche y por favor, no sientas culpa. Disfruta cada momento en la llegada de un bebé a casa, aférrate a otros aspectos positivos y no te compares con otras mamás (aplica para TODOS los aspectos de la maternidad).

La lactancia también es del papá. Aunque el no pueda amamantar, puede apoyar a la mujer cuando ella lo alimenta o lo intenta, puede pedir a las visitas que vuelvan más tarde en lo que los tres intentan alimentar al bebé, puede dar apoyo moral y comprender que es un acto natural y que la mujer lo necesita.

La lactancia es maravillosa y sumamente buena para los bebés, pero no todas lo logramos y ¿sabes qué? Se vale lograrlo y se vale no lograrlo, así como se vale reír y se vale llorar. Un parto, una cesárea, una adopción, una lactancia exitosa, una no exitosa, una mamá que trabaja tiempo completo, una que no trabaja, una que es joven, una que es madura, un estilo de vida, no te hacen una buena mamá o mejor que otra. Lo que realmente definirá tu maternidad es el amor que le des a tus hijos, la calidad, los momentos divertidos y felices, los tristes, los valores y la empatía que les enseñes.

“Vive y deja vivir”

Con cariño para todas las mamás que lo lograron, las que no y las que siguen intentando.

Gabriela.

#Lactancia #madre

Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx