• Gabriela Herrera

7 consejos para sobrellevar una ruptura amorosa


Estás en las nubes viviendo tu propia historia romántica. Has encontrado a tu alma gemela y estás convencida de que solo era cuestión que el destino cruzara sus caminos y llegara a tu vida ese ser mágico, amoroso, tierno, cariñoso, apasionado, caballeroso, etc. (coloca aquí el adjetivo que creas conveniente)

Al pasar unos cuantos meses o años, es común que empiecen a surgir problemas por: falta de compatibilidad, tolerancia, comunicación, confianza, pasión y los defectos pueden llegar a molestar más. Podemos habernos visto cegadas por: 1) Enamoramiento 2) Atracción física 3) Química sexual 4) Compatibilidad, etc.

Hay un sin fin de cosas por las que puede terminar una relación. Cuando la decisión es conjunta duele pero la ventaja es que los dos en determinado momento ya se habían dado cuenta de que algo no estaba bien, ya han intentado superar las adversidades pero lamentablemente llegaron al punto de no retorno y la decisión es terminar.

Cuando la decisión es tuya, aunque te duela decir adiós y destrozar (en caso de que así sea) a la otra persona, sabes que estás haciendo lo mejor porque no sería sano para ninguno de los dos.

Cuando es tu pareja quien termina y tu no estabas en ese punto en la relación o no te lo esperabas, el mundo se te viene abajo, sientes que nunca volverás a ser capaz de amar y que jamás lograrás olvidarlo.

Se vale llorar y sentir dolor, pero ¿Cómo salir de esa tristeza? ¿Cómo sobrellevar la ruptura?

DATE TIEMPO

El tiempo es el mejor medicamento. Es momento de poner una pausa en tu camino y evaluar ¿En qué fallamos?, ¿En qué falle y en qué falló? ¿Qué cambiaría? Y sobre todo, es un momento en el que debes pasar tiempo contigo y amarte más que nunca. Trata de enfocar toda la atención en ti, en tus necesidades, en tus planes y proyectos, haz cambios que creas convenientes y te hagan feliz.

ADIÓS AL MASOQUISMO

Poner canciones tristes o películas románticas te ayudará a llorar mucho y a hacerte más preguntas. Claro que necesitas afrontar los hechos y reconocer aspectos positivos y negativos de la relación, pero este tipo de actitud lo único que hará es que te deprimas más y que pienses solo en todo lo bueno, sin analizar más a fondo y esto puede llevarte a asumir toda la culpa y hacer una llamada que no deberías de hacer o enviar un mensaje que no deberías mandar en un momento tan vulnerable.

MANTENTE OCUPADA

Obviamente me refiero a algo sano como practicar algún deporte, salir o reencontrarte con tus amigos, tomar alguna clase o taller nuevo que te sirva de pasatiempo, planear algún viaje que quieras realizar. Define que quieres hacer con tu vida y que necesitas hacer para lograrlo. Esto te mantendrá ocupada y enfocada y una mente ocupada, piensa menos cosas y se sabotea menos que una que tiene demasiado tiempo libre. Todo esto evitará que pases tus días al pendiente de cada uno de sus movimientos y te hagas reproches.

UN CLAVO SACA OTRO CLAVO…

¡Mentira! No digo que haya algunas situaciones de éxito. Pero mi consejo es que no es un buen momento para embaucarte en una nueva relación o salir con alguien. Una ruptura es un círculo que lleva tiempo cerrar. Así que si llega alguien a tu vida en este momento, te recomiendo serte fiel y evitar entrar en otra relación inmediatamente, ya que probablemente exista un miedo en tu interior a estar sola. Menos aún si lo único que quieres es provocar una reacción (celos) en la otra persona, ya que estarás lastimándote a ti y a dos personas más.

PLATICAR LA HISTORIA 800 VECES

Prácticamente es lo mismo que el masoquismo de la música y las películas, pero en este caso revives todo al platicarlo y al hacerlo, contarás con la opinión de las personas a las que se lo confías, lo cual puede ser para ti un arma de dos filos. Volvemos al punto en el que puedes contar solo lo bueno o platicar solo lo negativo en un afán de convencerte que era mejor así. Pero ¡cuidado! ¿Has pensado que pasará si por alguna razón vuelven?. Guárdate detalles para ti y háblalo solo con esas personas que sabes que realmente te conocen y desean lo mejor para ti.

POR MI CULPA…

Aunque hayas tenido la culpa, no sirve de nada flagelarte/castigarte si no haces un cambio. Si la culpa fue tuya, asúmelo y no vuelvas a cometer el mismo error. Si no lo fue, no caigas en el juego macabro de poner a tu pareja en un altar en la pared después de un tiempo. Si no están juntos probablemente sea por los dos, ya que una pareja trabaja en equipo.

SALDRÁS DE ESTA

Que yo sepa nadie se muere de amor, me refiero a como causa natural que el corazón deje de latir por desamor. Leí una vez que alguien dijo que sí y ponía el ejemplo de Romeo y Julieta… Difiero. Llegaron hasta ahí por amor y porque las condiciones les impedían vivir su amor abiertamente, pero se murieron por una falla en el plan.

Así que créeme saldrás de esta. No sé cuanto tiempo tardes pero lo lograrás y llegará un día en el que voltees atrás y ya no llores. Llegará el día en el que sonrías por lo que fue, que darás gracias por el tiempo que pasaron juntos, mirarás al frente y verás cuanto creciste y aprendiste de esta experiencia.

De todas las personas que pasan por nuestra vida podemos aprender algo. Está en nuestro poder aprender o no de cada situación y sobretodo, está en ti aprender a conocerte, tener diálogos sinceros contigo y serte fiel. Te recomiendo no caer en el juego de la "exhibición", ese juego que es tan común ahora gracias a las redes, en el que presumimos tener al novio/trabajo/vida perfecta aunque en realidad no lo sea. Si vas a ser feliz, que sea para ti, para alcanzar tu plenitud, jamás en base a lo que piensen o quieran los demás.

Ámate, quiérete, consiéntete, conócete, sincérate y disfruta tu compañía.

“Piensa por un momento lo que serías capaz de hacer por la persona que más amas en este mundo. Ahora, hazlo contigo” Martín Glender.

Gabriela


Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx