• Gabriela Herrera

Ten un espacio para ti | Autocuidado | Blog



Hace rato en instagram subí una foto con este título: "Ten un espacio para ti", en donde después de haber experimentado un regreso a clases desde casa, con muchas más actividades de las que las mamás teníamos antes de esta pandemia, recuerdo sobre la importancia de dos espacios: El físico y mental.


El físico porque a raíz de tener las clases en línea he visto como todas adecuamos espacios para ellos, para que se pudieran concentrar y trabajar más cómodos desde ese lugar. Y el mental ese espacio que sanamente nos damos, alejándonos de todos aunque sea por 15 minutos para cuidar de nosotras.


Quiero platicarte que después de publicar eso gracias a mi amiga María, me quedé reflexionando en que no se trata solo de designar el espacio físico y ya, porque al designarlo después hay que pelearlo. Por pelearlo me refiero a pedir que ese espacio se respete como nuestro.


Esto lo reflexioné en un curso que tomé en el que nos pidieron tener un espacio o lugar sagrado. Al principio se me hizo relativamente fácil porque tenía una mesita / escritorio la cual no estaba habilitada como MI espacio.

Recuerdo comentarle a la facilitadora que ese espacio siempre estaba lleno de cosas de todos como libros, un juguete, algún termo con agua, probablemente un cepillo ya que ese lugar era visto como: Voy a dejar esto aquí tantito en lo que hago otra cosa. Y ella me preguntó: "¿Qué te dice eso de ti?, ¿Qué tanto dejas que los demás ocupen tu espacio, qué tanto te volteas a ver tú primero?, ¿Ese espacio será un reflejo de tu lugar dentro de tu familia?".


¡Wow! ¡Qué acertada al preguntar eso!. Así que de forma consciente me empecé a referir a ese lugar como mi espacio y empecé todos los días a recordar que esa mesa era mía y que la necesitaba despejada (este recordatorio lo hago todos los días).


Pero eso que ella me hizo cuestionarme, hizo que me diera cuenta que tampoco pedía en voz alta lo que yo quería porque siempre pensaba en el entretenimiento de mis hijos y eso le ganaba a desear un día quedarme en casa por el placer de no hacer nada.


Ahora que estamos trabajando y estudiando desde casa, esto me ha servido para tener momentos en donde me aíslo, hablo con amigas, leo, tomo mi terapia, porque sé que esto me hace bien y que de esta forma recargo la batería para poder estar bien los siguientes días. Esto es el famoso y maravilloso #Autocuidado


¿Y tú? ¿Tienes espacios para ti?


Gaby


P.D. La foto de la portada es mi espacio de trabajo en mi consultorio que por la pandemia no he trabajado desde ahí, así que en mi casa adecué dos espacios para cuidar de mi. Te comparto las fotos 😊







Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx