La historia pertenece a quien la cuenta


¿Te ha pasado cuando vas al cine con tu pareja o tus amigos, que al salir y comentar la película detectas cosas que no habías notado o comprendes la perspectiva de uno de los personajes? Sucede exactamente igual en la vida real.

Por más difícil que parezca, en un conflicto o en una historia las personas implicadas tendrán su propia versión. Cuando estamos ligados emocionalmente a una de las partes implicadas, tendemos escuchar solo su punto y a juzgar al otro.

A lo largo de mi vida me ha pasado estar en un lado o en el otro de la historia y me ha tocado ser comprendida u odiada, esto solo depende de como se cuenta la historia y las personas que se encuentran alrededor de dicha trama.

Una característica que tengo es que no me quedo callada cuando percibo una injusticia y por eso me he llegado a meter en problemas al hacer mi observación porque hay gente que no le gusta asumir la verdad. Así que la Gaby adolescente se sentía la defensora de la humanidad y de los indefensos... el resto es historia.

Hoy después de tantas experiencias, estoy convencida que la historia es de quien la cuenta, ya que cada uno podemos agregar ingredientes que la hagan más picante, dolorosa, frustrante o alegre y de esa forma cautivar al receptor. Si te cuentan que alguien hizo y dijo, aún sin conocerle probablemente lo creas e incluso defiendas al otro y ¿Sabes qué? Es válido, probablemente con la otra persona si tengas una relación.

El problema radica cuando estás implicad@ sentimentalmente con dos personas que se encuentran en dicha encrucijada y aquí mi recomendación es que escuches las dos versiones y crees tu propia versión.

¿Qué sucede cuando los padres se divorcian y hablan mal del otro todo el tiempo frente a sus hijos? Los niños dependiendo de la historia relatada, sentirán afinidad con uno o con otro y esto los irá confundiendo y podrá afectar su relación con papá o mamá porque su papá dice que su mamá es una enojona, amargada, etc, y el o ella la perciben como alguien ecuánime, responsable. Esto despierta dudas, inseguridad y poco a poco fractura la relación.

Si te encuentras en una situación así en donde otra persona está contando su versión, respira y sigue con tu vida y con tus cosas, recuerda que la historia pertenece a quien la cuenta y el autor decidirá si es el héroe, el villano o la víctima.

Si estás en medio de dos personas que cuentan su versión, escúchalos y crea la tuya.

En cualquiera de los dos casos no lo estás haciendo por ellos, lo estás haciendo por ti y esto te ayudará a no guardar rencores o acumular cargas porque ya tienes tu propio escenario.

Gaby

#reflexion

Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx