Proponiendo, agradeciendo y soltando: Tips para el 2018


Para cerrar el 2017 y recibir el 2018 quiero compartir algunas ideas para tener más estructurados nuestros propósitos y todo aquello que queramos realizar el próximo año.

Cada año tiene un peso enorme encima que le adjudicamos, porque lo llenamos de esperanza y de metas imposibles, inconclusas, propósitos generales porque no hicimos una introspección ni desmenuzamos lo que realmente queremos, los esfuerzos que requiere cada propósito o los cambios que tenemos que hacer para cumplirlos.

Comparto esto porque a lo largo de mi vida, creo que solo dos veces hice una lista con los propósitos que quería cumplir y los revisé alguna vez durante el año para darme cuenta que eran muy pocos los que había llevado a cabo y desde que soy mamá los deseos a la hora de las uvas se centran mucho en la salud, crianza y felicidad de mis hijos. El año pasado me propuse lanzar el blog (ya lo tenía desde noviembre pero hasta febrero salió a la luz) y volver a trabajar y lo conseguí.

El título de proponiendo, agradeciendo y soltando se me ocurrió porque veo en las redes que abunda el tema de soltar y agradecer, lo cual siempre he creído que si agradecemos y notamos las cosas buenas que nos pasan, mejores cosas vendrán porque nos mantenemos con una actitud positiva y no solo vemos lo malo.

Quiero centrarme en tips muy puntuales que te puedan ayudar como a mi, para enfocar mejor aún tu energía y para eso deberás hacer un análisis profundo de los aspectos positivos que viviste durante el año, los que cambiarías y los no tan buenos.

1. Propósitos específicos y no generales. Con esto me refiero a que si ya hiciste una lista, revises que tan específico tus propósitos y aquí te pongo unos ejemplos:

  • Este año voy a viajar. Mi recomendación es que te centres y elijas exactamente a que lugar o lugares quieres ir y entonces digas "este año conoceré / viajaré a Nueva York, Tulúm y París.

  • Cuidar mi salud: lo cual es muy bueno pero mejor piensa de que forma lo quieres lograr.

  • Tener mi propio negocio: Este año ahorraré para abrir mi negocio, definiré nombre, giro, empezaré a comprar las cosas, etc.

2. Fijar a corto plazo. No es lo mismo decir voy a escalar el Everest si ni si quiera entrenas fuera de casa. Por eso te sugiero metas cortas como: subiré el cerro todos los domingos aparte de mi entrenamiento fuera de casa. Volviendo al ejemplo del negocio, puede ser que arrancarlo te lleve prácticamente todo el año entonces fijar metas mensuales hará que estructures mejor aún tus planes.

3. Cambiar la pespectiva. La forma en la decimos o expresamos las cosas es la forma en la que nos motivamos o nos presionamos y por eso te daré algunos ejemplos:

  • Bajar de peso: Un propósito muy común el 31 de diciembre junto con el volver al Gym, te invito a cambiar la perspectiva y en vez de proponer solo bajar de peso o estar flac@, cámbialo por cuidar mi alimentación o comer más saludable, brindar a mi cuerpo alimentos que lo nutran y cuidar de mi. Cambiando esta perspectiva dejarás de presionarte y propiciarás el cuidarte, quererte, entender tus tiempos, tus antojos, podrás comprender porque comes ciertos alimentos y detectar conscientemente los momentos de ansiedad.

  • Dejar de fumar: Otro que forma parte del top 5 en año nuevo. Dejar de fumar requiere de una fuerza de voluntad igual o mayor que dejar de consumir azúcar y si el 1 de enero te fumaste 10 cigarros, el 2 otros 8, lo único que pensarás al fumar es que tu propósito era dejarlo y no lo estás cumpliendo. Puedes cambiar la perspectiva y decir el cigarro me hace daño, afecta a mis pulmones, corazón, etc. por eso mi intención es quitarlo de mi vida junto con todo lo que me haga daño.

  • Cambiar de trabajo porque el actual no me gusta: ¿Ya sabes qué trabajo quieres y lo que necesitas para obtenerlo?. Te recomiendo junto con los tips anteriores de ser más específico y fijar metas a corto plazo, primero que agradezcas por el empleo que tienes en este momento, ya que aunque no te guste o te apasione, te ha ayudado a percibir un ingreso, conocer gente, aprender cosas nuevas. Proponte prepararte en lo que te apasiona y mentaliza exactamente en qué o en donde quieres trabajar para que lo atraigas.

  • Encontrar el amor o tener mejores amigos: Otro top el amor ¿no? Aquí te recomiendo centrarte en tu crecimiento personal, en qué aspectos deseas cambiar o fortalecer en ti, de qué forma serás una mejor persona y partiendo de esto, mejorarán tus relaciones porque de una manera consiente, te pusiste en primer lugar y analizarás con mayor conciencia tus áreas de oportunidad.

4. Analizar las áreas personal y laboral. En lo personal piensa que cosas estás haciendo que disfrutes (hobbies o pasatiempos), que te gustaría hacer, aprender, como administras tu tiempo libre, tu tiempo a solas, como te relacionas con familiares y amigos. En lo laboral revisa que estás haciendo, hacia dónde vas y en los dos puedes resolver las preguntas ¿Cómo me veo en 1 mes?, ¿En un año?, ¿En cinco?.

5. Enlistar tus propósitos en papel y tenerla a la mano para revisarla durante el año.

Después de los tips anteriores tu lista pudiera verse algo asi:

  1. Cuidar de mi.

  2. Cuidar mi alimentación, hidratación, hora de sueño, lo que digo y pienso.

  3. Fortalecer mi cuerpo y volverlo más flexible.

  4. Visitar más a mi familia, propiciar reuniones con mis amigos cada 15 días.

  5. Conocer Nueva York, París y volver a Tulum.

  6. Ahorrar $2,000 por quincena para mi negocio de ________.

  7. Trabajar con/en ___________.

  8. Estudiar maestría, diplomado o especialización para desempeñarme como __________.

  9. Aprender a meditar y hacerlo diariamente.

  10. Subir al cerro todos los domingos, entrenar fuera de casa, correr un maratón.

  11. Aprender _____________.

  12. Agradecer cada día por lo que tengo y no tengo.

Ahora pasemos al tema de agradecer y soltar y con esto me refiero a después de haber analizado tu año o años anteriores, revisar los aspectos negativos, frustrantes, dolorosos, traumáticos y escribirlos en un papel. Al terminar te recomiendo en otra hoja, buscar de que forma eso te hizo crecer, volverte más fuerte, cambiar de perspectiva y con esto estaremos buscando lo positivo dentro de lo negativo.

Al escribir podrás darte cuenta de las cosas que han sanado y cuales aún necesitan trabajarse. De ahí podrás partir para analizar si podrás sanar tu solo esos aspectos o necesitarás ayuda externa.

Ahora sí en una tercera hoja comienza agradeciendo al 2017 por lo bueno y por lo que te hizo más fuerte y trata de soltar las cosas que no tienen solución o no están en tus manos.

Proponer, agradecer y soltar nos ayuda a despedir un año y a aterrizar los mil planes que tenemos y que anhelamos se cumplan dentro de los 12 meses próximos.

Cada año te invito a hacer un recuento de los momentos más felices y significativos, pero sobre todo te invito a aligerar la carga, viajar con menos equipaje sobre tus hombros y a alcanzar la plenitud.

Gracias 2017 por todo lo bueno que me diste, por los momentos que aunque duelen, me hicieron más fuerte y me hacen creer en mí y en mi potencial.

2018 ¡Te espero con los brazos abiertos!

Gabriela


Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx