• Gabriela Herrera

Día de la mujer


Como todos sabemos, hoy 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer. Leo entre mis contactos opiniones divididas. Existen los que lo celebran, engrandecen y hacen ver todas y cada una de las características de nosotras, nos dicen guerreras, valientes, fuertes y también los que expresan que no se debe de felicitar a las mujeres únicamente un día.

Me llamó la atención el comentario de una amiga el cuál pedí su permiso para compartirlo y lo agrego tal cual.

“Va a ser un día de celebración cuando sepa que no hay mujeres que tengan que sufrir por ser mujeres. Tengo amigas que son increíblemente trabajadoras y preparadas que están sufriendo en sus trabajos por que el jefe/jefa las está orillando a renunciar solo por haber tenido un hijo. Otras que también son mamás, que son igual de capaces y preparadas y que no encuentran oportunidad laboral porque las empresas en este país te quieren 9 o 10 horas al día en una oficina (aunque de esas solo unas cuantas sean realmente productivas y la mayoría sean solo para cumplir un horario). Olvídate de hacer algo 'Part time' (medio tiempo) o desde tu casa porque '¿Qué van a decir los demás de la oficina?'. Ni que decir de aquellos y aquellas que siguen diciendo 'tenía que ser vieja' (en el sentido negativo dando a entender que eres tonta y que no sabes hacer las cosas), aquellos de trato condescendiente que en el fondo siguen pensando 'déjalas, pobrecitas, que crean que somos iguales' y aquellos que siguen creyendo que la mujer es el sexo débil.

Tan avanzados en muchas cosas y en tantas otras parece que estamos igual... mucho que hacer y mucho que cambiar en mentalidad!” Maru Santoyo

Concuerdo con ella en cada uno de los aspectos. Por mi parte este día, es un día más e incluso me desconcierta que me feliciten solo por ser mujer y por ser mi día. Me desconciertan los mensajes halagadores en donde nos engrandecen, nos hacen sentir especiales y poderosas pero al día siguiente podré encontrarme en una situación similar a la que comenta Maru.

A veces entre las mismas mujeres somos las que nos hacemos más daño, las que podemos hacer que una amiga, compañera, etc. no desarrolle todo su potencial y mucho menos, permitir que los de alrededor lo noten (no vaya a ser que tengan una buena opinión de ella y que nos supere). No me considero feminista pero si creo que todavía tenemos mucho por hacer en este ámbito, todos, tanto hombres como mujeres.

Celebraré como dice Maru, el día que entre nosotras simplemente nos respetemos, el día en que en ninguna empresa se orille a la mujer a renunciar por casarse, ser madre o padecer cáncer de mama. Celebraré el día en que en todas partes del mundo, la mujer tenga voz y voto, el día que sea libre en todos los aspectos, el día que pueda disfrutar sexualidad sin ser juzgada o tachada. Celebraré el día en que simplemente tenga las mismas oportunidades que cualquier otro contrincante.

Mientras tanto, incitaré a las mujeres jóvenes, a mi hija, y a las mujeres que tenga a mi alrededor, a ser lo que quieran ser, a expresarse, a respetar y ser respetadas, a tomar decisiones en base a lo que cada una quiera y no en lo que pensarán los demás, a no juzgar y simplemente, a disfrutar la vida.

¡Gracias Maru por compartir e inspirarme con tus palabras para escribir esto!


Todos los derechos reservados www.gabrielaherrera.mx